La motivación de logro, poder y afiliación

//La motivación de logro, poder y afiliación

David McTres motivacionesClelland es conocido por describir cómo los individuos se motivan, es decir, se “mueven hacia algo”, dependiendo de tres tipos de necesidad. A pesar de que su libro se editó en 1988, sigue teniendo un gran valor hoy en día ya que es útil para comprender algunas de nuestras reacciones “automáticas” ante los diversos retos que nos presenta la realidad.

Para este autor “la motivación es la necesidad de encontrar satisfacción en una forma de conducta que tiene sus raíces en el inconsciente a través de una red de asociaciones con las experiencias satisfactorias con las que llegó a integrarse nuestra personalidad”.

Los tres grupos de necesidades originan tres tipos de motivación diferentes: la motivación de logro, de poder y de afiliación y las múltiples combinaciones que pueden resultar. Cada persona tendrá, no sólo una motivación dominante, sino que según vaya acompañada por la intensidad o no de las otras dos, los efectos resultarán diferentes en la práctica.

 

LA MOTIVACIÓN DE LOGRO

La motivación de logro, es la necesidad de actuar, dentro de un ámbito social, buscando metas superiores y derivando satisfacción en realizar cosas siempre mejor. Es una forma de comportamiento que, en su mecanismo de actualización tiene características muy específicas. Ellas son:

1. Realizar cosas paso a paso.

2. Asumir en la acción un riesgo moderado.

3. Sentirse estimulado por una situación de reto, por lo cuál no se interesa por situaciones donde no hay riesgo.

4. Buscar las metas sucesivamente.

5. Desear tener siempre un punto de relación que le señale el resultado de sus esfuerzos, bien sea en un sentido positivo o en uno negativo. Esto es lo que en inglés se denomina “feedback”, el término español es “retroalimentación”. En un maestro podría ser la comprobación de que sus alumnos conservan los conocimientos transmitidos y que los utilizan.

 

MOTIVACIÓN DE PODER

Es la necesidad interior que determina la conducta de un individuo hacia el objetivo de influir a otro ser humano o a un grupo de ellos.  Lo que caracteriza este tipo de motivación es la necesidad de influir, de hacer que otros lleguen a compartir nuestros pensamientos y puntos de vista.

Cuando la motivación de poder esté presente , aunque se trate de ayuda prestada a otros, esta ayuda, probablemente, no habrá sido solicitada.

La motivación de poder es el intento de controlar, regulando las condiciones de vida de otras personas o adquiriendo conocimientos que puedan afectar fuertemente la vida o acciones de otros. Es actuar de tal forma que, como resultado, se produzcan en otra persona sentimientos fuertes, en sentido positivo o negativo, tales como respeto, gratitud, satisfacción intensa, frustración, ansiedad, adquisición de conocimientos, etc. Esto puede pasar aún cuando quien los produce no lo haga intencionadamente.

Poder es un fuerte interés en todo lo que se refiere a su reputación y a su posición. Sus características distintivas son, generalmente, una verbalización muy fluida, algunas veces argumentativa, con una personalidad que a menudo se presenta extrovertida, llena de fuerza, exigente y a veces terca. Tratará siempre de dar sugerencias y de tomar posiciones de liderazgo en actividades grupales.

Las ocupaciones más usuales de los motivados al poder son aquéllas dónde se requiere el ejercicio del mismo, junto con persuasión como en la política, en altos cargos institucionales, en cualquier tipo de enseñanza.

La relación de poder, según Mc. Clelland, tiene dos objetivos diferentes. Cuándo la satisfacción de poder recae en el mismo individuo que lo ejerce, se trata de poder personal, pudiendo éste llegar al extremo de manifestarse en una acción más o menos autoritaria.

Cuando la persona motivada por poder se satisface prestando servicios y dando ayuda a los demás, se tratará de poder socializado. Funciones como la de maestro, médico, trabajador social son típicos del poder socializado, éste se ejerce considerándolo como acción en beneficio de los demás.

 

LA MOTIVACIÓN DE AFILIACIÓN

Responde a una necesidad afectiva y ésta involucrada en la palabra amistad. Se manifiesta en la consecución de una relación afectiva positiva con otra persona; puede ser de cualquier tipo.

Se caracteriza por un profundo deseo de gustar, de ser aceptado. De establecer, restablecer o mantener una relación cálida, directa, con un semejante o con un conjunto de ellos.

2018-02-08T18:59:56+00:00 13 marzo 2015|Blog|0 Comments

Leave A Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies