Tratar a las personas como si fueran máquinas

//Tratar a las personas como si fueran máquinas
Escrito por nuestro consultor Sergio Cardona en memoria de Ramón Adell

Daniel está atento a lo que sucede con su ordenador.
pc medianoAl encenderlo le hace un pequeño test. “¿Para saber cómo se encuentra?”, me dice. Además lo tiene siempre actualizado con la última de las versiones. No tiene miedo al cambio. Su ordenador está al día. “Si usas las versiones nuevas con frecuencia te acostumbras en seguida” dice Daniel.

También me ha enseñado a tener paciencia. Cuando salía el icono del reloj yo me dedicaba a darle al ratón unas veintisiete veces cada quince segundos. Él no, silba, revisa su agenda, anota cosas… hasta que la pantalla cambia. “Si no tienes paciencia lo vas a volver loco”, otro de sus consejos.

De vez en cuando desfragmenta el disco duro. De esta manera aprovecha más el espacio. “El mismo ordenador es mejor y dura mucho más si lo cuidas”: me dice. El otro día vi triste a mi amigo. Cuando le pregunté por la causa de su estado de ánimo me dijo: “He tenido que formatear el disco duro. He podido salvar alguna información. Tengo que empezar de cero pero me funciona bien”.

Estas son las lecciones de Daniel y su ordenador:

  • Da formación. Ten a la gente a la última, actualizada.
  • Ten paciencia. La vida son procesos y tenemos distintos tiempos de madurez. “Si no tienes paciencia lo vas a volver loco”
  • Cuida a las personas y darán mejor resultado.
  • Algunas veces hay que desaprender, incluso que “empezar de cero”. Eso no invalida a las personas, las hace crecer.

Muchas de las empresas para las que trabajamos los consultores son industriales. Hemos aprendido cómo los trabajadores tratan a las máquinas. Al empezar y terminar su turno les hacen una revisión visual: qué aspecto tienen, cómo andan de niveles, limpian la viruta, el entorno…

Cada máquina tiene una gama de mantenimiento preventivo. En periodos de tiempo determinados revisan las piezas que se desgastan, aunque es posible que no sea necesario cambiar la pieza. Saben que hay máquinas que necesitan esa revisión con mayor frecuencia que otras y cumplen los plazos escrupulosamente.

Por supuesto que si alguno nota algo extraño avisa al encargado o para la máquina. Saben que un pequeño ruido puede ser síntoma de una gran avería si no se actúa a tiempo. Así que esos pequeños síntomas son importantes y están atentos para detectarlos.

Una o dos veces al año se hacen grandes revisiones. Se desmontan todas las piezas. Se sustituye parte de ellas, se tensan correas, se lubrifican… son capaces de dedicar cuatro o cinco horas a una sola máquina.

¿Qué podemos aprender de estas prácticas industriales a la hora de tratar a las personas4.1.1 en nuestro entorno profesional?:

  • Charlar con cada colaborador al menos una vez al día. No deben ser charlas largas. Preguntarle cómo está y escuchar bien lo que nos dice, prestar atención a lo que no nos dice y a cómo nos lo dice.
  • Pararse cíclicamente con cada colaborador y hacer un seguimiento de su evolución. Darle retroalimentación (“feedback”) de manera formal y programada.
  • Si noto algo raro en las personas, no obviarlo, no mirar a otro lado. Ayudarles a tomar un respiro antes de que se rompan. No tener que pensar más adelante: “ya lo veía yo venir”.
  • Una o dos veces al año sentarse a hablar de todo con bastante tiempo por delante. Tomar notas. Comprender su punto de vista, dar sentido a determinados aspectos del trabajo que no están claros.

Una sociedad que cuida a las máquinas puede hacer lo mismo con las personas. Obtendríamos mejores resultados y las máq… perdón, quería decir las personas, harían menos esfuerzos para obtener mejores resultados en todos los campos de la vida.

Como decía un querido compañero: “Traten a las personas como si fueran máquinas. Nos irá a todos mejor”.

2018-02-08T18:59:56+00:00 21 enero 2015|Blog|0 Comments

Leave A Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies