portadaRESUMEN LIBRO

“JUEGA COMO HOMBRE, GANA COMO MUJER”

Lo que los hombres saben del éxito que las mujeres deberían conocer.

de GAIL EVANS

En un entorno donde las reglas se hicieron por hombres y para hombres, Gail Evans explica cómo entrar al mundo de los negocios conociendo esas reglas y decidiendo cómo jugarlas.

De acuerdo con el estudio “Presencia de mujeres en puestos directivos”, realizado por Grant Thornton International Business Report 2013, alrededor del 47% del mercado laboral a nivel mundial está ocupado por mujeres. Sin embargo, sólo 24% de los cargos directivos está ocupado por ellas. ¿Qué podemos hacer como mujeres para que eso cambie?

La autora de este libro, Gail Evans, es una exitosa mujer de negocios con veinte años de experiencia en puestos relevantes, llegó a ser vicepresidenta ejecutiva de la cadena de noticias CNN, puesto que dejó en 2001. Hoy, es miembro activo de varias instituciones de caridad en Estados Unidos, conferencista y escritora.

En este libro Evans nos presenta varias reglas básicas para que las mujeres puedan entender las consecuencias de cada acción que hacen y cómo impactan en su carrera. La autora no promueve que todas las mujeres jueguen exactamente con las reglas de los hombres sino que al menos las conozcan y sean conscientes de ellas.

Aquí te resumimos ocho de ellas:

1. Haz una solicitud

Evans asegura que la única manera de obtener lo que una se quiere es pidiéndolo, sin embargo, no estamos acostumbradas a hacerlo; la razón: el miedo a que digan NO. El rechazo es uno de los principales obstáculos en el mundo corporativo, sin embargo, mujer o no, se corre el mismo riesgo.

“¿Qué es lo peor que puede pasar si alguien te dice no? No es ninguna tragedia, sólo un contratiempo”, aclara la autora en su libro. La primera regla es creer que se puede con el puesto deseado, con la carrera soñada, con las tareas necesarias y hacerle creer a los demás que nosotras podemos.

2. Di lo que piensas

¿Cuántas veces has estado en una junta dominada por el sexo masculino y te has guardado ideas y opiniones por miedo al qué dirán? Si no hablas, nadie sabrá que estás ahí, aunque la autora asegura que cada reunión tiene una dinámica distinta, una estrategia para hacerse escuchar es observar cómo actúan los demás. Esto no quiere decir que imitar sea la solución, sino entender la dinámica de trabajo y tomar un papel dentro de ella.

3. Hazte escuchar

Cuando el director de la empresa te abre un espacio en la agenda para hablar de negocios, es porque sólo tiene 10 minutos para hacerlo. Evans recomienda preparar el reporte en cinco. Realizar tu presentación y hablar en voz alta, con seguridad y autoridad. Cuidar que tu voz sea firme y segura te ayudará a imponerte y hacerte notar.

4. Hazte ver, da visibilidad a tus logros

“¿Por qué él sí y yo no?” La autora estudia la dinámica de los hombres y su relación laboral con los directivos. Ellos: Salen de la oficina, se presentan y mencionan su proyecto más reciente. Ellas: Confían en que el jefe sabe quién es porque su trabajo ha sido excelente, dan por hecho que el desempeño es lo único que importa. ¡Gran error!

Recuerda que si no te das a notar, nadie sabe que existes. Asegúrate de que los peces gordos te conozcan, que sepan qué es lo que haces y cuáles son tus proyectos.

5. No esperes hacer amigos

Fisiológicamente las mujeres son más sensibles que el sexo contrario, sin embargo, el mundo de los negocios está hecho para gente objetiva. Evita que tu primer objetivo sea querer hacer amigos y caer bien. Seguro hay otros objetivos más relevantes en tu función.

Evans defiende el utilizar la habilidad de socializar pero siempre distinguiendo bien las relaciones profesionales de las amistades, las personas y los ámbitos o situaciones.

6. Acepta la incertidumbre

¿Cómo actuar cuando nos delegan nuevas responsabilidades? Pensar que no podremos hacerlo se convierte en un gran obstáculo. Lo primero que tienes qué hacer es estar completamente segura de que eso y más, puedes lograrlo. Confía en tu capacidad y desempeño, evita preocuparte por pequeñeces, recuerda que ellos también se sienten igual, la única diferencia es que ellos sí creen que podrán.

7. Siéntate a la mesa

Estás en una junta urgente de negocios convocada por el presidente de la empresa. Ellos: se sientan en la mesa. Ellas: se sientan junto a la pared.  La diferencia entre ambos es la confianza en sí mismos. Muchos asegurarían que el lugar no importa, la verdad es que sí. “No se trata de alardear, se trata de hacer sentir tu presencia (…) hay que mostrarse integralmente en el trabajo”.

8. Ríe

Una de las estrategias primordiales para entrar en el mundo de los negocios – el cual está dominado por ellos-, es entenderlo. La autora del libro asegura que el humor es importante en cada una de las reuniones corporativas a las que se asiste y, por lo tanto, es aconsejable entender el tono de los comentarios. En las reuniones de negocios no solo se habla de negocios.

En general, la autora afirma que estas reglas no buscan que las mujeres actúen como hombres, sino que comprendan su dinámica y formen parte de ella. Para Evans las reglas más importantes son: ser mujer y ser tú misma.