1. La importancia de la imaginación en coaching

¿Cómo suscitar el cambio a través de la interacción?  Esta ha sido y continúa siendo una pregunta recurrente en el mundo de la relación de ayuda. Existen diversos modelos y paradigmas  que intentan dar cuenta de las diferentes variables implicadas sin llegar nunca a agotar el tema. El cambio continúa y continuará siendo un enigma y una disciplina de estudio. No obstante, sí sabemos algunas cosas relevantes. Una de ellas y que  suscita un gran acuerdo entre los especialistas es que el cambio personal puede tener mucho que ver con todo aquello que remueve las raíces imaginativas de la conciencia: mitos, historias, cuentos, metáforas. A lo largo de la historia y en todas las culturas apelar a la imaginación ha sido un recurso imprescindible para conseguir disciplina, adhesión, inspiración y sanación. Ahora, además,  gracias a las investigaciones neuropsicológicas, sabemos que estos procederes y técnicas movilizan el hemisferio derecho del cerebro que tiene que ver con el procesamiento de la información no racional (imágenes, emociones) y con la creatividad y el cambio.

Con todo, no es fácil utilizar este recurso como a veces sugieren con excesiva complacencia algunos modelos de coaching que sin duda exageran tanto sus poderes como la rapidez de su aprendizaje. Lo cierto es que el manejo y buen uso de la imaginación en el proceso de la ayuda es un arte que exige pericia, don de la oportunidad, práctica y ciertas dotes retóricas. Todos usamos expresiones metafóricas para hablar de lo que nos pasa (me he quedado heladoestoy perdidoestoy hecho polvo, voy como una moto, me han dado calabazas …..) y hacer extensible a nuestro interlocutor nuestro particular mundo interno, pero no todos acertaríamos si se nos pidiera expresar en una metáfora lo que está viviendo o sintiendo otra persona. Para ello no basta con un curso rápido o algunos tópicos al uso.
Ver más detalles